Reportajes 2018-05-23T17:30:12+00:00

La hipertensión arterial. Un enemigo silencioso

Aura Marina López Castellanos – Médico en ESGRA Mozárbez, Virgen de Utrera

La Hipertensión Arterial (HTA) es una dolencia que sufren millones de personas en el mundo, se estima que el 20% de la población mundial la sufre y que más del 50% de los afectados ignoran que la padecen, aproximadamente el 30% de los adultos españoles son hipertensos, un porcentaje que baja en los menores de 40 años y que a partir de los 60 años supera el 50%. Se recomienda que a partir de los 30 años toda persona mida su presión arterial (PA) una vez cada dos años y si las cifras son altas este periodo de tiempo se acorte.

Denominado, “enemigo silencioso”, ya que el desarrollo de la patología se da de forma que el paciente no se siente mal ni tiene ninguna sintomatología, aunque la afección actúa de forma destructiva sobre el aparato cardiovascular, en especial, sobre el cerebro, las arterias del fondo del ojo, el corazón y los riñones.
Es una de las enfermedades crónicas que, con un buen seguimiento y tratamiento, el paciente, consigue llevar una vida tan igual a la del que no la padece.

Por lo que un diagnóstico precoz y un tratamiento efectivo y constante pueden evitar el progreso de la hipertensión y de sus lesiones.

Lo llamo “enemigo silencioso”, porque el paciente no tiene ninguna sintomatología, aunque la afección actúa de forma destructiva.

Existen reuniones de especialistas a nivel mundial, cada cierto tiempo, para establecer nuevas directrices acerca del diagnóstico, tratamiento y prevención, en cuanto a la HTA, hablamos acerca de panel de expertos del “Joint National Committee” que en el 2017 acaba de publicar las conclusiones por octava vez (JNC 8- americano) y del comité Europeo para el manejo de la HTA. La característica principal de estas nuevas guías es su adherencia a la evidencia científica disponible. Sus principales conclusiones son las siguientes:

– Se recomienda tratamiento farmacológico de la hipertensión arterial en adultos de más de 60 años con cifras de PA verificadas por encima de un umbral previo establecido.

– En la población general menor de 60 años, el JNC 8 recomienda tratamiento farmacológico para reducir la presión arterial diastólica por debajo de 90 mmHg. A pesar de que la evidencia es menor, también recomiendan iniciar tratamiento para disminuir la presión arterial sistólica por debajo de 140 mmHg.

– Ofrece pautas para aquellos pacientes con enfermedad renal crónica y diabetes mellitus mayores de 18 años. Recomienda como fármaco antihipertensivo de primera línea, para la población general que no sea de raza negra (incluidos pacientes diabéticos) diuréticos tiazídicos, antagonistas del calcio, inhibidores de la enzima conversora de angiotensina (IECA) o antagonistas de los receptores de angiotensina II (ARA II). Para los pacientes de raza negra (incluidos los diabéticos), los fármacos de inicio recomendados son o bien diuréticos tiazídicos, o bien antagonistas del calcio. Si el paciente presenta enfermedad renal crónica, los fármacos de inicio recomendados son IECA o ARA II.

– El principal objetivo del tratamiento antihipertensivo es el mantenimiento de las cifras de PA <130/80mmHg. Por último, de no alcanzar los objetivos si se añaden un total de 3 fármacos, la recomendación es derivar a una unidad especializada en hipertensión arterial.

¿Y cómo podemos sospecharla?

Algunos síntomas pueden describirse muy bien, como sensación de pesadez en la cabeza, o dolor de cabeza punzante en momentos del día específicos, disminución de actividad física en cuanto a rendimiento diario, visión borrosa, o de estrellas (escotomas) centellantes, pitidos en oídos (tinnitus), edema en Miembros inferiores, entre otros, así como no sentir algo concreto, o encontrarse “fuera de lugar”, ante estos síntomas, debemos acudir a un centro asistencial, para que registren el valor de la presión arterial, tomando previamente las medidas básicas necesarias, como descansar 15min, hacerlo en un ambiente tranquilo, no llevar ropa ajustada en los brazos, ni brazaletes.

Podemos detectarla, por pesadez en la cabeza, dolor punzante, visión borrosa, pitidos en los oídos, pero ante la duda lo mejor es tomarse la tensión arterial cada cierto tiempo

Frecuentemente conseguimos en la consulta el fenómeno de la Hipertensión de Bata Blanca; la prevalencia en España es de un 30% en los pacientes hipertensos y un 10% en la población en general, lo que lo convierte en un fenómeno muy extendido, más de 40.000 de estos pacientes están sin tratamiento.

Se trata de la constatación de cifras tensionales en consulta superiores a 140/90 mmHg con cifras fuera de la misma, ya sean por AMPA o MAPA inferiores a 135/85 mmHg. Se piensa que un factor estresante, condicionado por la consulta y el ambiente, produce ansiedad y liberación del sistema catecolaminérgico lo que aumentaría en consecuencia la presión arterial puntualmente. Por lo que se considera apropiado recomendar tomas tensionales fuera del consultorio a todos los pacientes que estén en fase de diagnóstico de su HTA, independientemente de la sospecha clínica de este fenómeno, o que ya presenten HTA con un tratamiento bien cumplido y sin otros factores de riesgo cardiovascular.

El estilo de vida influye mucho en la tensión arterial, lo mejor es cambiarlos cuanto antes a una vida más sana.

A pesar de las pautas de diagnóstico y las líneas de tratamiento farmacológico, no se logrará el objetivo del control de la PA si no tenemos como bandera los CAMBIOS EN EL ESTILO DE VIDA, ambos consensos (Europeo y Americano) insisten en la adopción de unos cambios en los estilos de vida orientados a conseguir disminución de peso corporal, dieta hiposódica, abstinencia tabáquica, y limitación en el consumo de alcohol y grasas saturadas, junto a la realización de ejercicio físico y consumo de frutas para todos los pacientes hipertensos, independientemente de que precisen tratamiento farmacológico o no para su control.

La dieta hiposódica, fundamentalmente con consumos de sodio de menos de 100mmol/d (o 5-6 gr día), junto al consumo de verduras, frutas y pescados. En la consulta clínica diaria, parece oportuno recomendar a los pacientes no añadir sal a las comidas, y evitar el uso de comidas y alimentos precocinados, así como de otros alimentos ricos en sal. Para ello es útil elaborar listas de alimentos con alto contenido en este mineral (sodio).

El ejercicio debe ser incorporado a la vida diaria, en nuestros pacientes mayores, basta con caminatas sencillas, de 30 minutos como mínimo, continuas, en terreno plano y estable, al menos 5 veces por semana. Para los pacientes que tengan mayor alcance, se beneficiarían de ejercicios aeróbicos de bajo impacto, pilates, entre otros. Es importante destacar que el estilo de vida de hoy, lleno de estrés laboral o sentimental, perjudica indirectamente la salud, por lo que dedicar un tiempo para desconectar, es beneficioso para todo el organismo, así como trabajar en la salud de nuestro bienestar espiritual.

TALLER DE LECTURA

Entrevista a Mar P. Zabala

Mar P. Zabala nació en Salamanca, ciudad donde se crio y realizó sus estudios. Licenciada en Ciencias Físicas actualmente compagina su trabajo como profesora con la escritura. Aficionada a la literatura, el cine, el teatro y de las buenas series su imaginación trabaja sin parar. En junio de 2016 publicó su primer cuento infantil “Buky” al que le siguió en diciembre de 2016 “María y la tienda de Antigüedades”. En enero de 2017 publicó su primera novela de misterio  “Dos calles más abajo”, le han seguido tres novelas más  “Pasado Imperfecto”, “Recuerdos Olvidados” y  ahora acaba de publicar “Nadie es lo que parece (los casos de Marina Altamirano)” .

¿En qué momento te empezaste a interesar por la literatura?

Desde bien pequeña, empecé a leer toda la biblioteca, me gustaban mucho los libros de “Los Cinco” “Los siete secretos” o “Las torres de Malory”.

A escribir, empecé en el 95, cuando murió mi padre, y todavía no trabajaba, tenía mucho tiempo, y con un papel al lado, comencé casi sin pensarlo.

¿Qué significa para ti ser escritora?

Para mí es como respirar, lo necesito, me sirve para estar en otros mundos, me gusta dejar la mente fluir y eludir un poco la realidad y los problemas que tienes, me sumerjo en otras historias y llevo mejor la realidad.

¿Tu entorno te apoya en ser escritora? 

Sí, mucho, en cuanto publiqué el primer libro “Buky”, fue una locura, funciono muy bien y se vendió muy rápido, en dos semanas tuve que pedir una segunda edición.

¿Buky fue su primer libro? ¿De qué trata? ,

Es de temática infantil para fomentar la lectura, pero puede ser para todos los públicos. Es la historia de un libro pequeñito, y de los diferentes dueños que va teniendo. La idea me surgió cuando fui a la Casa de las Conchas a por un libro de Stephen King, “La Torre Oscura”, que venía con ilustraciones muy bonitas, sin embargo las habían arrancado todas, me dio tanta pena que quise concienciar de alguna manera la forma de tratar a los libros cuando pasa por diferentes manos.

Su último libro es “Nadie es lo que parece”, ¿Que nos puedes contar sobre él?

El 17 de Mayo de este año, sale esta novela de intriga, que quizás tiene un poquito de mí, porque me gusta mucho curiosear e investigar. Trata unos detectives que son “el ultimo mono” en homicidios, pero por causa del azar tiene que investigar el asesinato de un dentista. Como me gusto el personaje de “Mariana Altamirano” protagonista de la novela, y la intriga del libro, tengo en proyecto una serie con al menos 2 libros más la segunda con una trama independiente y la tercera se relaciona con las dos antecesoras.

¿Tienes más proyectos en mente? ¿Qué nos puedes adelantar?

Si, con la editorial, estoy preparando “Té verde con amor” que iba a ser una novela romántica, sin embargo fui introduciendo a la historia personajes cada vez más fantásticos, elfos, hadas, vampiros, etc, y una trama más compleja, por lo que ahora se puede clasificar en romántica, intriga y fantástica. Aunque pueda parecer otra cosa va destinada a un público adulto, incluso las protagonistas tienen edades comprendías entre 35 y 45 años.

 ¿A la hora de escribir, tienes alguna manía? 

Tengo mi espacio, mi rinconcito, para escribir, y siempre tengo mi libretita cerca donde hago mis croquis de los personajes, con sus tramas y cada cosa lleva un color

¿Cuál es tu libro favorito? 

Me gusta mucho Agatha Christie y Jane Austen, de la primera todas las novelas de intriga, y las novelas románticas victorianas de Jane Austen porque tiene mucha sátira y mucha ironía, parecen historias de romance convencional, pero tienen una crítica social de trasfondo que me gustan mucho.

¿Qué haces cuando tienes algún bloqueo literario?

Cuando tengo un bloqueo, dejo de escribir, no tengo propósitos de día a día, hay días que escribo 20 páginas y otros que sólo 1 párrafo.

¿Cuando estás escribiendo, lo tienes todo planeado o se te va ocurriendo en el proceso? 

Siempre hago un esquema inicial, sin embargo cuando me pongo a escribir, van surgiendo otras ideas, como por ejemplo en la “Te verde con amor” no iba a ser fantástica, sin embargo fue surgiendo, y cambió todo el esquema.

¿Qué consejo le darías a futuros escritores?

Que no se desanimen y no dejen de escribir, para publicar siempre hay tiempo, además con las plataformas digitales se puede publicar sin poner dinero, y para entrar en una editorial aunque es muy difícil, si son constantes acabarán encontrándola.

¿Qué hay de autobiográfico en tus libros?

Para los personajes, puedo coger algo de personas que voy conociendo, al final siempre te impregnas. Y de los trasfondos, en las dos próximas entregas de intriga, me he basado en libros de leyendas de Salamanca, “Vida y ficciones”, “Las llaves de la ciudad”, o “Patios y plazas” que enseñan edificios que no están abiertas al público.

Y por último… ¿Qué le dirías a todos tus lectores? 

Que se preparen porque va a ver muchas sorpresas, muchos giros y que cada novela va a ser diferente a la anterior, en todos los estilos, infantil intriga o romántica.

El otro día estuviste en el taller de lectura de Montevideo, ¿qué le pareció la experiencia? ¿Qué le aportaron los residentes?

Me lo pasé muy bien, me gusto ver sus caras, como estaban metidos en la historia y ver como lo vivían, fue genial. Te das cuenta que escribir vale para mucho porque tus ideas cobran vidas en las mentes de los demás y además pueden servir como terapia. Animo a otros escritores hacer estos tipos de talleres porque los mayores y nosotros mismos lo disfrutamos mucho.

COLECCIÓN DE COCHES EN MINIATURA

Entrevista a José Turrión

José Turrión nació en 1924, y desde los 14 años entró a trabajar en un taller de automóviles, hasta los 20 años que tuvo que hacer el servicio militar, sin embargo, allí también le tocó estar cerca de los coches, ya que le enseñaron a conducir en una mañana y a partir de ahí era el encargado de uno de los coches.

Tras la mili, volvió al taller hasta que se jubiló.

Al jubilarse, después de toda la vida trabajando en un taller mecánico, no sabía que hacer por lo que decidió buscarse un hobbie, de lo que siempre le había apasionado, los coches. Pero en para poder realizarlo en casa, lo tuvo que hacer en miniatura.

Desde entonces, ha realizado miles de piezas, para su colección particular de un total de 54 automóviles, hasta 1992, cuando se murió su mujer y no le quedaron ganas para seguir trabajando en esta afición.

Todos los coches están realizados a mano, a base de tijeras, sierras, martillos y como dice el “mucha lima”, ya que tenía que dar forma a las piezas y  pulir muy bien las piezas para un acabado impecable. Le gusta la perfección, por ello se detiene en cada detalle, todos los coches se pueden desarmar, se abren todas las puertas, tienen maletero, se encienden las luces, incluso les pone un motor con ventilador. Para escoger los automóviles, compraba las revistas de “Motor Clásico”, y siempre buscaba los modelos de los años entre 40 y 60, que son los que más le apasionan, y a partir de las fotografías, tomaba las medidas y las formas de cada pieza, para escalarlo

De todas las piezas, la que siempre le costaba realizar era la parrilla. Nunca dejó de hacer ningún coche, cuando las piezas no salían como quería, le daba vueltas y vueltas, incluso durmiendo, hasta que conseguía la fórmula para poder realizarla. Es muy exigente, incluso cuando tenía algún coche terminado, si no le gustaba, volvía a empezar.

El primero que realizó fue un Renault del año 22, y a partir de ahí, no pudo parar, queriendo hacer cada modelo mejor que el anterior. De los que más le costó realizar, fue un Bugatti, de los años 30.  Y sin embargo, nos dice que el que más gusta, es uno que según José, le costó muy poco hacerlo, un camión de bomberos, similar al que está expuesto en el Museo de Historia de la Automoción de Salamanca, donde José también ha expuesto sus coches, en varias ocasiones.

El último, (el que tiene en la mano) cierra una colección, de 54 coches en total, donde se ve el trabajo delicado y con mucho cariño de José Turrión.

¿QUÉ ES EL DAÑO CELEBRAL ADQUIRIDO?

Azucena Portela Sánchez – Médica-Neuróloga en Limcasalud

Un nuevo proyecto, una nueva ilusión y una esperanza más para todos aquellos pacientes que requieran los servicios de la nueva clínica Limcasalud. Ampliando los servicios que ofrece el Grupo Limcasa, y ante la necesidad creciente de realizar una rehabilitación amplia en diferentes patologías traumatológicas y neurológicas nace LIMCASALUD.

“Tras un caso de daño cerebral adquirido, debe haber un tratamiento de rehabilitación integral y multidisciplinar, donde se trabaje la neurología, neuropsicología, fisioterapia, terapia ocupacional y logopedia para conseguir una mejor recuperación funcional”.

Dada mi condición de Neuróloga nos centraremos en explicar las funciones de la clínica en el campo de la neurorehabilitacion y fundamentalmente, aunque trabajará también en otros campos, en el campo de daño cerebral adquirido. Responderemos a una serie de preguntas para poder comprender mejor de que se trata.

¿Qué es el daño cerebral adquirido?

Lesión repentina del cerebro que aparece bruscamente y da lugar a un conjunto variado de secuelas dependiendo del área lesionada.

¿Por qué se produce?

Ictus, Traumatismos cráneo-encefálicos y otras causas como tumores cerebrales, paradas cardiorespiratorias, infecciones…

Las consecuencias son complejas y discapacitantes como dificultades de movilidad, alteraciones de la marcha, del equilibrio, del lenguaje, de la deglución, de la memoria y la concentración, de conducta… por lo que el tratamiento en fase subaguda (posterior al tratamiento hospitalario) debe ser un tratamiento de rehabilitación integral y multidisciplinar, donde un equipo formado por: neurólogo, fisioterapeuta, terapeuta ocupacional, logopeda y neuropsicólogo, trabajaran para conseguir la mayor recuperación funcional en el paciente que ha sufrido un daño cerebral.

Pero ¿Hay tantos casos? ¿Por qué es importante un programa de rehabilitación multidisciplinar?

Según un informe realizado por la Federación Española de Daño Cerebral Adquirido en España hay 420.000 personas con daño cerebral adquirido de las cuales del 78% es debido a ictus y el 22% a traumatismos y otras causas.

Se calcula que cada año hay 104.700 casos de daño cerebral, siendo el 65% en mayores de 65 años y con mayor prevalencia en mujeres, además el 89% de las personas afectadas tienen discapacidad para realizar las actividades básicas de la vida diaria.

Los estudios indican que la recuperación funcional es mayor en personas que participan en un programa de rehabilitación integral e individualizado. Además el gran número de personas afectadas por daño cerebral y la discapacidad que produce hacen necesario la existencia de programas específicos que permitan al paciente, al menos, realizar sus actividades básicas de la vida diaria, entendiendo por esto todas aquellas actividades que engloban capacidades de autocuidado elementales y necesarias que realizamos de manera cotidiana (aseo, vestido, comer…)

Por todo ello, sin olvidarnos de otras patologías neurológicas que son amplias y variadas como demencias, Parkinson… nos ponemos “manos a la obra” y comenzamos este nuevo proyecto que será una luz en el camino de la enfermedad ya que UNA VIDA SALVADA MERECE SER VIVIDA.

La importancia de la propiocepción para la recuperación de cadera y rodilla

Sara Antona – Fisioterapeuta en Residencial Montevideo

Cuando se habla de propiocepción, es necesario saber que es la capacidad del cuerpo de detectar el movimiento y la posición de las articulaciones. El sistema propioceptivo está compuesto por una serie de receptores que se sitúan en la piel, los músculos, los tendones, las articulaciones, …, junto con los datos que aporta el sistema laberíntico (oído). Dichas estructuras envían información a la médula y al cerebro, donde será procesada y analizada para elaborar una respuesta que conduzca a la estabilidad del sistema; puesto que el trabajo propioceptivo es la búsqueda de la estabilidad articular.

Existen muchas posibilidades de trabajar la propiocepción, la técnica del reloj es una de ellas ya que se podrá trabajar: la tonificación de los miembros inferiores, el control postural (core), el tiempo de reacción, la prevención de caídas, las posibles compensaciones, la coordinación y la flexibilidad.

Con la técnica del reloj se trata de readaptar al paciente a la vida diaria, a través de una progresión de ejercicios

Tras una operación de cadera o rodilla, se deben superar diferentes fases en la recuperación. Cuando el apoyo es completo y se logra una adecuada movilidad y flexibilidad, continua hacia la fase de fortalecimiento/readaptación, donde se incluye la técnica del reloj. Con ella se trata de reacondicionar/readaptar al paciente a la vida diaria, a través de una progresión de ejercicios que dependerán al del tipo de fractura y de la evolución del paciente.

A la hora de diseñar los ejercicios, se debe tener en cuenta la estimulación y el trabajo sobre las vías conscientes e inconscientes/ las diferentes vías que componen los mecanismos propioceptivos; utilizando secuencias establecidas y alteraciones imprevistas/no previstas en diferentes posiciones articulares para estimular las respuestas reflejas.

La técnica del reloj se utiliza para comenzar con la tonificación del miembro inferior afecto, descargando el peso que soporta la pierna con la ayuda de unas paralelas.

El objetivo principal es tratar de llevar la pierna afectada a los distintos números del reloj para trabajar sobre los diferentes movimientos de las articulaciones implicadas.
En la recuperación de una PRÓTESIS DE RODILLA se incidirá en el movimiento de flexo-extensión. Para comenzar se pide al paciente flexión de la rodilla no afecta y extensión de la rodilla afecta (contracción cuádriceps), al mismo tiempo que se dirige hacia algún número del reloj.

En el caso de la CADERA además de hacer hincapié en la flexo-extensión, también se potenciará la abducción y la aducción (separación-acercamiento).

Con la técnica del reloj se trabajan, con diferentes movimientos, las articulaciones implicadas.

En un principio se partirá de un apoyo en la pierna sana, pidiendo movimientos con el miembro inferior operado; para evolucionar al apoyo sobre la pierna afecta, consiguiendo estimular la coordinación y el equilibrio.
Es importante realizar ejercicios, de forma alternativa, en ambos miembros inferiores; así como tener en cuenta la posición estática inicial para llevar a cabo los diferentes movimientos.

Se puede potenciar la recuperación y el efecto terapéutico:

• Aumentando la inestabilidad con cintas de theraband por encima de las rodillas o en la cadera.
• Aumentando el número de repeticiones.
• Aumentando el grado de flexión de cadera o rodilla, bajando el centro de gravedad hacia el suelo.
• Lanzando un balón justo en el momento de acabar el movimiento, para ver si recupera exactamente la estabilidad en posición de partida. Después desde la posición de partida que estire los brazos y lance el balón.

La técnica se basa en dar rienda suelta a la imaginación e intentar que cada día haya una pequeña progresión, para que el residente vea una mejoría real y encuentre motivación e implicación en el tratamiento.

¿Qué beneficios tiene éste “reloj” tan particular?

• Mejora la estabilidad con especial importancia en la prevención de caídas y recaídas en la lesión.
• Mejora la pisada, haciéndola más eficiente y segura.
• Mejora la circulación, disminuye edemas y mejora el tono de la articulación que se potencia y de las contiguas.
• Aumenta la autoestima y capacidad de trabajo de los pacientes.

Actualmente se utiliza en el servicio de rehabilitación para recuperar fracturas de cadera-rodilla y dentro del programa de prevención de caídas. Siempre se realiza la técnica del reloj adecuando cada ejercicio a la situación funcional de cada paciente.

La empatía hacia las personas mayores

Pedro Hidalgo – Psicólogo en Residencial Sauvia

La empatía, es la capacidad cognitiva de percibir en un contexto común, lo que otro individuo puede sentir. Además es un sentimiento de participación afectiva de una persona en la realidad que afecta a otra, en su situación, en su historia de vida. Comunmente significa: “ponerse en el lugar del otro”.

La empatía nos humaniza más como profesionales, al ponernos en la piel de las personas atendidas.

Desafortunadamente, hoy en día se considera la vejez como la antítesis de los ideales modernos. Vivimos una etapa de gran diferenciación intergeneracional que origina discriminaciones sociales y culturales hacia las personas mayores. El envejecimiento se percibe más como una carga que como una conquista social.

Es sabido que el “patrón de envejecimiento” hace referencia a un declive y deterioro del funcionamiento cognitivo, lo cual por supuesto, no equivale a enfermar, ni la vejez es sinónimo de enfermedad.

Cierto es también que la vida afectiva del adulto mayor se caracteriza por un aumento de las pérdidas, principàlmente referidas a la autonomía y a las emocionales y/o afectivas.

“Hoy en día que parece que tenemos más acercamiento social a través de las redes sociales y otras tecnologías, muchas veces sucede lo contrario, que nos hace más individualistas, por ello es mucho más necesario el acercamiento directo y la empatía”.

Soledad, problemas de salud, físicos y psicologicos, también suelen ser un factor común.
Precisamente por todo ello, porque es cuando más vulnerabes en muchos aspectos podemos ser, y porque algún día todos podemos llegar a esta etapa, deberíamos desarrollar esta capacidad empática, la cual, en mi opinión, deja mucho que desear en estos tiempos.

La empatía hacia las personas mayores debería desarrollarse desde la juventud como un ejercicio cotidiano. Desarrollarla, nos posibilitaria salvar las distancias intergeneracionales, y abolir los mitos y prejucios instalados en la sociedad. Desde mi experiencia, puedeo añadir también que para este “colectivo”, es de vital importancia “recogerles sus emociones”, ponerse en sus zapatos, acercarse a lo que han vivido… seguramente sean los que más lo agradezcan de todos, pero agradecer en toda su amplitud.
Además, también nos posibilitaría ir construyendo nuestro propio envejecimiento, haciendo que el mismo sea activo y saludable, o al menos colaborando directamente a conseguir tal fin, pero únicamente si es construido sobre la conciencia de uno mismo, cuanto más abierto se es ante las propias emociones, más hábil se deberá ser para interpretar el sentimiento del otro.

En definitiva, desarrollar y poner en práctica la empatía nos hace a todos más humanos, que buena falta nos hace.

EL ROL DE LA COORDINADORA DE ENFERMERÍA

Carmen Martín Martín – Coordinadora de enfermería en ESGRA Residencias

Carmen Martín Martín, enfermera de Residencial Santa Marta, maneja, identifica y reconoce en su y alarga trayectoria profesional con nuestros residentes, la importancia de la labor humana del profesional enfermero, el acompañamiento y el alivio en sus dolencias y/o necesidades físicas, psíquicas, sociales.

Desde enfermería se debe manejar, identificar y reconocer en nuestros residentes, el alivio en sus dolencias y/o necesidades físicas, psíquicas, sociales.

El bienestar de nuestros residentes viene determinado y condicionado por el trabajo y requerimiento, no sólo de enfermería y del servicio médico, sino también de otros departamentos, y profesionales que formamos un único conjunto: un equipo multidisciplinar, en el que es importante la conexión, la COORDINACIÓN, para lograr un objetivo en común; Ellos, nuestros residentes.

Esa interrelación no sólo, se plasma en el ámbito interno de Residencial Santa Marta, sino que es necesario para su seguimiento y evolución, mantenerla externamente con otras instituciones públicas y privadas (como por ejemplo: Gerencia de atención primaria, centros de salud, hospitalización, consultas médicas externas, etc.) procesando la burocracia que ello supone.

Todo ello contribuye a que surja el nuevo rol de coordinación Enfermera en ESGRA-Residencias, de la mano de la supervisora de todas ellas: Raquel Flores Escalero.

El bienestar de nuestros residentes viene determinado por el trabajo de un equipo multidisciplinar

La Enfermera Coordinadora, es la responsable de la gestión del cuidado, es decir, debe asumir el rol de gestora de los cuidados y como tal se le atribuye una serie de funciones y atribuciones. Cabe destacar la importancia de algunos aspectos necesarios para ejercer el rol de gestora de los cuidados de enfermería, en especial la importancia del liderazgo y en este punto la habilidad de comunicación y la capacidad de toma de decisiones.

Cada uno de estos aspectos influye en el aseguramiento de la calidad de los cuidados otorgados, al igual que la continuidad de los mismos.

El profesional de enfermería desde sus inicios fundamentó sus funciones basadas en los postulados de Nightingale (enfermera precursora de la enfermería profesional moderna) quien estableció que las funciones de Enfermería deberían ser algo más que administrar medicinas y cataplasmas. Estas funciones a través del tiempo han sido modificadas y adaptadas a las necesidades de los Individuos, familias y comunidades.

El día a día del Trabajo Social

María Martín Blázquez – Trabajadora Social en Residencial la Vega

El aumento de la población de la tercera edad así como los nuevos modelos de atención centrada en la persona y promoción de la calidad de vida de las personas mayores, ha provocado la necesidad de una intervención profesional que aborde a la persona mayor en todos sus aspectos bio-psico-sociales.

En este momento no sólo es importante la atención sanitaria y asistencial, sino que toma relevancia el abordaje holístico, es decir, el ocuparse también y prestarle la atención necesaria a los aspectos psicológicos y sociales, atendiendo de esta forma a la definición que realiza la OMS al término de salud como “estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”. Y atendiendo también a los principios de las Naciones Unidas en favor de las personas de edad, tales como la independencia, la auto-realización, la participación, la atención y la dignidad.

Es aquí donde el papel del trabajador social en los centros de mayores cobra mayor importancia y a mi parecer es indispensable para poder estar pendiente de toda esta faceta social, donde es necesaria la individualización, la empatía y el respeto por ellos y por su vida.

El objetivo principal es velar por los derechos de los residentes del centro y garantizar su calidad de vida. Decir esto, soy consciente de que es abarcar mucho y por eso os lo voy a explicar un poco más detallado a través de las siguientes funciones.

Funciones destacables

En primer lugar, soy el primer contacto de la residencia con las familias, ya que facilito la información sobre el centro, cuando la solicitan vía presencial o telefónica, resolviendo sus dudas sobre los servicios que ofertamos, el funcionamiento del centro o la disponibilidad. Así como cuando la idea les convence y deciden ingresar a su familiar.

Estoy presente en todo el proceso de la adaptación al centro, junto con mi compañera, la psicóloga del centro, principalmente, pero también con todo el equipo. Desde el recibimiento, el acompañamiento a la habitación, la presentación del equipo más cercano a ellos, también de sus compañeros de habitación y demás. Así como todo el seguimiento que se realiza también junto con las gobernantas, para cuidar que los primero días estén lo más cómodos posible.

“El acercamiento y asesoramiento con la residencia, no sólo es para los residentes, sino también para los familiares”

Se realiza un diagnóstico social a través de una entrevista con el residente y con su familia que busca analizar al usuario con la finalidad de fomentar la integración y participación en la vida del centro. Para esto es muy importante el trabajo en equipo con la animadora socio-cultural, la terapeuta ocupacional, la musicoterapeuta, el equipo de fisioterapia… para que entre todos el usuario vaya creando una rutina y ocupe su tiempo. Así como para plantear y poner en marcha diferentes actividades o ideas diversas con el fin de suministrarles una gran oferta a la que puedan optar.
Otra de mis funciones es asesorar en las gestiones relacionadas con ayudas públicas y en su tramitación (desde pensiones, ayudas de la junta de Castilla y León, la dependencia, la discapacidad, ayudas protésicas, subvenciones, incapacitaciones, tutelas…), siempre buscando garantizar los derechos del usuario.

“Ser trabajador social en una residencia es más que un trabajo, es un compromiso con cada residente”

Además, intento figurar como mediadora en el centro, no sólo con los familiares y residentes, sino también entre los mismos profesionales que conforman el equipo multidisciplinar e interdisciplinar, intentando buscar consenso entre todos, velando por el interés del residente.

Y muy importante, estando SIEMPRE en contacto directo con los auxiliares del centro. A los cuales aprovecho para mencionar, ya que son la clave de todo el proceso, y por supuesto la base del centro. Son las personas que están a diario y a todas horas con los residentes, son sus confidentes, su persona de referencia, quienes más les conocen y quienes se encargan de proporcionarles la mejor atención y cuidado. Por tanto, para mí también son fundamentales y quiero darles el valor que se merecen en todo el proceso de la estancia de los residentes en el centro. Y también, por supuesto, la importancia que tienen para que yo pueda acceder más fácilmente a sus necesidades y entre todos podamos aportar las medidas necesarias para conseguir su bienestar. Así como también, servirles de apoyo en diferentes ocasiones, en las que puedan necesitarlo.

Otra de mis funciones es Escuchar, escuchar mucho, practicar la escucha activa, la empatía, la proximidad… dedicarles tiempo a los residentes y a las familias y dejarles que me cuenten. A veces temas importantes o que les preocupan, o a veces anécdotas de vida; todo lo que necesiten, que les haga sentirse mejor o simplemente tener a alguien con quien poder hablar, tener a alguien de confianza.

Y por último, y es una de las facetas más difíciles de este trabajo, es estar presente en momentos difíciles para ellos o para las familias, mostrándoles apoyo y ofreciéndoles el soporte adecuado en cada caso.

En general, podría decirse que mi labor es apoyar, informar y orientar tanto a nuestros usuarios como a los familiares, pero en verdad es mucho más que eso. Ser Trabajador Social en una residencia es algo más que un trabajo, adquieres un compromiso con ellos y te involucras de tal forma que al final vives inmerso en su vida. Pasas de ser espectador a ser actor, y al igual que yo, todo el equipo. Formamos parte de su vida al igual que los mayores pasan a formar parte de la nuestra.

Actualmente, que todo lo referente a este campo, se asocia con lo negativo, en las residencias vivimos un “mundo pequeño” en el que los más mayores nos llenan de experiencia, sabiduría y ganas vivir. De todos ellos aprendemos y tratamos, dentro de nuestras posibilidades, de que ellos sigan aprendiendo también y conserven la mayor autonomía posible.

Psicología en el Residencial la Vega

Mª Isabel Mateos Granado – Psicóloga en Residencial la Vega

Como punto de partida es importante señalar que desde Residencial la Vega entendemos la persona como un ser complejo. Compuesto por una parte física, determinado por factores psicológicos, familiares, sociales, y espirituales, y donde cada una de las partes que componen al ser humano no se entiende y no es posible sin las otras. Por eso es tan importante que la intervención con cada residente sea multidisciplinar; entendiendo desde nuestro centro que sin la participación y la comunicación entre los profesionales el abordaje de cada uno de nuestros residentes sería incompleto.

Bajo esta premisa inicial, la del trabajo en equipo, el objetivo a perseguir desde el Área de Psicología de Residencial la Vega es el bienestar psicológico del residente, y por ende, de sus familias.

En lo referente a la persona mayor se intervendrá desde el mismo momento del ingreso, en el proceso de adaptación al nuevo entorno residencial, facilitando el cambio de vida que supone abandonar el hogar para trasladarse a este nuevo ambiente. Junto con el resto del equipo de Residencial la Vega fomentaremos una integración adecuada en la vida del centro.

“El objetivo a perseguir desde el Área de Psicología de Residencial la Vega es el bienestar psicológico del residente, y por ende, de sus familias”

Durante el tiempo que dure su estancia aquí el residente irá pasando por distintas situaciones que, aunque son habituales en la trayectoria vital de todo ser humano, comportan sufrimiento y requieren en muchos casos de la valoración, el apoyo y la intervención psicológicos como la pérdida de seres queridos, conflictos interpersonales, pérdidas de capacidades cognitivas y físicas,… Así hasta el acompañamiento en los procesos de fin de vida, si fuera necesario.

Hay que hacer también hincapié en la atención a las familias, a su situación emocional, teniendo en cuenta que todo aquello que para la persona mayor suponga una fuente de estrés o sufrimiento, también lo será para sus seres queridos, de ahí la importancia de atender también sus necesidades emocionales.

De especial interés serán también los casos de familiares de personas con algún tipo de demencia pues a todo lo descrito con anterioridad hay que añadir la dificultad que les supone el manejo de algunos trastornos conductuales que acompañan a este tipo de enfermedades.

Por último, no debemos olvidar la atención psicológica a los propios compañeros, el equipo que forma Residencial la Vega, para que tengan a su disposición el asesoramiento o apoyo que desde el Área de Psicología consideren necesario tanto para el manejo situaciones, resolución de conflictos o el autocuidado emocional.

Innovando en entretenimiento

Ana Isabel Martín Fraile_Animadora Sociocultural de Residencial la Vega

“Animación Sociocultural”, según lo define Sara de Miguel, profesora de la Universidad Autónoma de Madrid, “es un método de intervención con acciones de práctica social dirigidas a animar, dar vida, poner en relación a los individuos y a la sociedad en general, con una adecuada tecnología y mediante la utilización de instrumentos que potencien el esfuerzo y la participación social y cultural”.

En nuestro caso esos individuos son personas mayores, por tanto han de adaptarse las distintas actividades, talleres y salidas socioculturales a este perfil.

“Para nosotros, la forma de trabajar es siempre mirando al futuro y la mente abierta a proyectos innovadores”

Para nosotros, la forma de trabajar es siempre mirando al futuro y la mente abierta a proyectos innovadores. Es fácil acomodarse y estancarse en un determinado tipo de rutina, con horarios para los talleres y una planificación diaria repetitiva y monótona. Por eso intentamos no caer en esto, cambiando trimestralmente algunos de nuestros talleres, proponiendo actividades nuevas mediante la demanda de nuestros mayores y siempre abiertos a nuevas ideas; es de esta forma como logramos que la persona mayor esté entretenida, activa y sin pensar en más que lo que está haciendo en ese momento. De este modo, y a lo largo del año, hemos realizado juntos un bonito y lúdico camino en el que nos hemos ido topando con diferentes metas: flores decorativas, un taller de repostería, la realización de un escaparate que va cambiando en función de la estación del año, celebraciones de cumpleaños, elaboración de llaveros y tarjetas de felicitaciones entre otras. Metas que por supuesto han sido logradas con el esfuerzo y dedicación de nuestros mayores.

Tampoco hemos dejado de lado actividades que ya forman parte del orden normal del Centro como lo son la wii, por medio de la cual se obtienen resultados positivos para la estimulación cognitiva del mayor, y el bingo, en el que la gente participa activamente y la demanda es mayor cada mes.

Otro tipo de actividades realizadas exteriores al centro son las excursiones, visitas a museos y en general actividades culturales destinadas a cultivar el intelecto del mayor; así pues, hemos realizado una convivencia con el resto de Centros del Grupo, hemos visitado el Instituto “Mateo Hernández” para ser partícipes de un bonito recital, hemos sido testigos de cómo los ciclistas llegaban al final de su meta y hemos participado activamente con los bomberos de Salamanca, entendiendo más de esa dura profesión y conociendo desde la base como funciona un protocolo de incendio.

Para concluir, hacer mención a las fiestas que organizamos en el centro y también conjuntas a otros centros del Grupo para favorecer la parte social y fomentar así la integración de todos ellos. Destacan especialmente La feria de Abril, Los San Fermines, La fiesta de nuestra patrona La Virgen de La Vega y el Encendido de Luces con su consiguiente inauguración del Belén (pintado por nuestros residentes).

Mencionar también que todas estas actividades, talleres y excursiones están adaptadas a los distintos grados de dependencia del Centro; tanto personas con demencia, como asistidos de cualquier tipo y válidos pueden ser participes de lo que aquí descubrimos día tras día, con la labor y el esfuerzo de todos y cada uno de los residentes que participan, pero también con la satisfacción de los que luego disfrutan de lo que hacemos.